martes, 20 de mayo de 2008

Adjetivos políticamente incorrectos

El otro día me llamaron la atención por referirme a ciertas personas con el adjetivo que más los caracterizaba. Yo me quedé de piedra, porque a pesar de vivir en estos tiempos políticamente correctos, nunca me había parado a pensar que la manera en que me expreso pudiese herir la sensibilidad de nadie.

¿Será porque nunca he usado estos adjetivos en forma peyorativa ó con ganas de molestar a nadie?

En mis tiempos de colegio, yo y todos mis compañeros estabamos acostumbrados a llamarnos por el mote ó los motes que teniamos asignados. Muchas veces asignados con gran imaginación, pero la mayoría de las veces en función de la característica peculiar que nos distinguia unos de otros. Quizás en esta época, mal aprendí a hacer referencia a la característica más sobresaliente de un individuo, sin maldad, y sin ánimos de ofender.

Es curioso que despues de tantos años todavia recuerde muchos de esos motes, el gafas, el cebolla, el mosca, superLópez, el manteca, el negro ....... Fue este último, el causante de la llamada de atención por un individuo más acostumbrado que yo al uso de términos políticamente correctos.

Me puede alguien explicar ¿por qué no se puede llamar a una persona de color, procedente probablemente del continente africano, una persona negra, un negro ó simplemente el negro?

¿No tienen el contexto de la frase y el tono de voz mucho mas que decir a la hora de referirse a una persona de manera educada e informal, que el adjetivo usado?.

Y por si no fuera poco, los superlativos, grados y demas peculiaridades del lenguaje también hay que tenerlos en cuenta para no terminar de joderlo todo. Porque no significa lo mismo y no suena igual, el negrito (pena) ó el morito (pequeño ó listo) , que el 'negrazo' (tamaño) ó el moraco (despectivo), cuando nos referimos a los negros y a los moros sin grados, sin peculiaridades y sin ánimos de ofender.

Y es que el lenguaje no es fácil de utilizar y hay que pensar antes de usarlo, que siempre hay algun soplagaitas con tiempo y ganas de buscarle tres pies al gato, hacer una interpretación libre de lo que has dicho ó intentabas decir y soltarte un sermón moralista sobre los usos del lenguaje.

Pero no se preocupen, que he aprendido la lección, la próxima vez que me encuentre a un negro sin papeles, sin trabajo y con ganas de ayudar a su familia, le diré que no debe preocuparse de nada, que aquí utilizamos términos políticamente correctos y más vale ser una persona de color sin futuro, que un negro ó 'negrazo' integrado y con mucha honra.

¿Ó quizás debería de decir un negro/una negra, 'negrazo/negraza'? .... se lo preguntaré a mi amigo el soplagaitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, ideas y contribuciones son bienvenidos siempre que se hagan de una manera respetuosa, educada y razonada.