jueves, 15 de mayo de 2008

Somos lelos y pánfilos

¿Será esto lo que se creen los que gobiernan y dirigen el cotarro cuando se inventan nuevas normas para protegernos cuando viajamos en avión?.

Ya se que despues de todo estos meses, me deberia de haber acostumbrado a las estúpidas y ridículas normas de acceso a terminales de aeropuertos y aviones, las cuales están ahí para nuestro bien y protección, según nos cuentan algunos y según se creen otros. Pero no deja de admirarme el tinglado que se han montado en nombre de la seguridad y para joder los planes a los terroristas chiítas sacados de una película de Almodóvar de cuyo nombre no quiero acordarme.

Que conste que yo no estoy por naturaleza en contra de las normas, lo que estoy en contra es de las normas innecesarias que no tiene razón de existir. Porque, ¿qué es lo que estamos intentado solucionar?, ¿que unos locos depravados con sueños de grandeza y vida eterna se fulminen de un bombazo a todo Dios?, si es esto lo que se persigue, no veo yo como unos controles y normas estúpidas de seguridad antes de entrar en la zona de transito de una terminal pueden ayudar.

Porque no me negaran, que las normas aplicadas en estos controles son para echarse las manos a la cabeza. Cuando al de seguridad le sale del alma, a quitarse los zapatos y la correa, a sacar el portatil y la camara de la mochila, la botellita de agua no puede pasarse, el perfume que te regalo tu novio es muy grande y la lima de uñas un arma mortífera en manos de la chati de turno. Y no se te ocurra decir ni pío, que entonces si que te pueden empapelar y hacertelas pasar canutas si quieren.

Pero lo peor de todo aunque te traten con educación, que no siempre pasa, es el sentimiento que tiene uno cuando está allí en fila, eres sospechoso y un potencial terrorista hasta que demuestres lo contrario. Por no mencionar, que si has llegado hasta el citado control con sustancias explosivas o armas, te has podido pasear antes por toda la terminal, restaurantes, zona de facturacion y aparcamientos, a tus anchas y con el carrito de las maletas hasta los topes de lo que quieras.

Y yo lo que digo es que si se va a controlar, que se haga en condiciones y con dos cojones, y no a medias como están haciendo ahora. Que monten controles de seguridad en las entradas de las estaciones de trenes y autobuses, en los aparcamientos, antes de llegar y al entrar en el aeropuerto, al subir en los autobuses urbanos, a las entradas de las ciudades, en todos los edificios públicos, antes de ver al partido de fútbol del domingo y en el centro comercial que han abierto en la esquina. Esto si que seria una medida hecha en condiciones y con un fin concreto, joder a terroristas y depravados mentales y proteger al resto.

Seguro que me olvido algún sitio en donde deberiamos empezar a controlar al personal, pero no importa, nuestros legisladores ya se encargaran de hacerlo bien y pensar en los ciudanos de a pie. Ellos saben que no somos lelos y pánfilos, aunque a veces lo parezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, ideas y contribuciones son bienvenidos siempre que se hagan de una manera respetuosa, educada y razonada.